martes, 8 de julio de 2014

La importancia de la actividad física tras un cáncer de mama

No nos cansamos de hablar de los importantes beneficios que la actividad física aporta para nuestra salud, pero en esta ocasión queremos centrarnos en los beneficios que aporta a todas esas mujeres que han pasado por un cáncer de mama. Para ello hemos contado con la colaboración de Ana Herrera, estudiante de Ciencias del Deporte y colaboradora del proyecto, que nos trae algunos estudios que evidencian la importancia de 'Activarse' especialmente tras un cáncer.

Para fundamentar esta parte nos basamos principalmente en una revisión sistemática realizada por Monninkhof et al. (2007), donde realizan un análisis exhaustivo de todos los estudios que relacionan ambas variables (actividad física y riesgo de padecer cáncer).

Las conclusiones de dicho trabajo son, que hay evidencia de una relación inversa entre la actividad física y el riesgo de padecer cáncer de mama. La evidencia es más fuerte para mujeres que han padecido cáncer de mama y además son postmenopaúsicas (con reducciones de entre el 20-80%)  que las que son premenopaúsicas. Mientras que, para cáncer de mama en general la reducción del riesgo se encuentra entre un 15-20%.

Además, como apuntaremos en el siguiente post, conforme aumenta la intensidad del ejercicio es mayor la evidencia sobre su beneficio, concluyendo en este trabajo que se reduce el riesgo en un 6% por cada hora adicional de actividad física que se realiza a la semana, suponiendo que el nivel de actividad física se mantenga.

Hasta ahora hemos hablado de la importancia de realizar actividad física después de haber padecido cáncer de mama, pero ahora toca preguntarse ¿La actividad física previene el cáncer de mama? ¿La actividad física es beneficiosa durante el tratamiento? Dichas preguntas las contestaremos más en profundidad en post posteriores, pero tenemos que tener claro que SI, que el ejercicio físico es bueno en todas las etapas de la enfermedad. Para fundamentar, como siempre nos basaremos en artículos científicos que avalen esto.

Un adelanto… la actividad física reduce el riesgo de padecer cáncer antes de la edad de 20 años.

BIBLIOGRAFIA:
Monninkhof et al. (2007).Physical Activity and Breast Cancer.A SystematicReview.Epidemiology;18: 137–157.

Por Ana Herrera









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada