jueves, 13 de septiembre de 2012

Mi experiencia como formadora de cáncer de mama

Uno de los talleres de cáncer de mama
realizados en Jaén
Aprovechando el espacio que me ofrece este blog, os quería contar mi experiencia como formadora en cáncer de mama. Y es que a mí la docencia siempre me había llamado la atención (aunque profesionalmente no la había ejercido). Pero en los últimos años por mi trabajo, si he podido realizar esta actividad y formar a distintos colectivos. Y es como si hubiese encontrado mi verdadera vocación, el poder compartir conocimientos con otras personas y que a estas les resultase útil, es una experiencia que me produce bastante satisfacción.

Por eso cuando la Escuela de Pacientes me ofreció la oportunidad de hacerme formadora en cáncer de mama no lo dude un momento, tenía claro que esta experiencia me iba a resultar altamente enriquecedora.

Deciros pues, que las expectativas han sido ampliamente superadas y que este tipo de docencia es si cabe más gratificante.

En los talleres, yo no me considero docente sino que paso a formar parte de un grupo que compartimos experiencias y todas aprendemos de todas, nos ayudamos mutuamente.

La manera en que están planteados me gusta mucho y es muy pedagógica porque hace que las personas que asisten participen de forma activa en todo el desarrollo del taller y también les enseña a participar de forma activa en su enfermedad y no como simples espectadoras; sienten que pueden participar en mejorar su calidad de vida.

El aprender a realizar “un plan de acción”, intentar cumplirlo e integrarlo en la vida diaria te da una perspectiva de la enfermedad diferente que permite aumentar la confianza, seguridad y ganar autoestima (tan importante en los momentos más duros de la enfermedad).

Las asistentes nos dicen que no se quieren perder ni una sesión, por eso cuando alguna de ellas te dicen “hoy tengo tratamiento, pero he hablado para que me lo pongan cuando terminemos”, te llena de satisfacción y sientes que estas ayudando a alguien; y sientes lo que  decía Martin Luther King Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano”

Si alguien tiene oportunidad de asistir a estos talleres, que no deje de pasar esta oportunidad que le ofrece la vida porque con su sola presencia ya está ayudando a las demás y ayudándose ella.

Por eso desde aquí agradecer a todos  los que hacen posible  estos talleres (EASP, distritos, hospitales, pacientes, formadoras), el esfuerzo, tiempo y dedicación que ponen para que se puedan realizar y por favor “NO DEJEIS DE CONVOCARLOS”

Por Mª Ángeles Ruiz

1 comentario:

  1. En la biodescodificación el cancer de mama es una de las patologías más facilmente reversibles.

    Por nuestra experiencia y estadística el cancer de mama en una mujer diestra se origina por conflictos en el nido. Si se da el cancer en el pecho izquierdo, el conflicto tiene que ver con los hijos que pueden ser reales o simbólicos. Si se da en el pecho derecho tiene que ver con la pareja o los colaterales, reales o simbólicos. Por otra parte la zona del pecho en que aparece la patología nos especifica aún más el tipo de conflicto que es, con lo cual son conflictos fáciles de concretar para poder cambiar su percepción y sanar de base el conflicto y su síntoma. Con lo que el pecho o bien reabsorbe el tumor o en el caso de estar procediendo a un sistema clásico, se acorta el periodo de tratamiento. Dentro del pecho hay varios tejidos y también el tipo de tejido en el cual aparece la patología nos concreta aún más el tipo de conflicto. Con todo lo cual, la biodescodificación podemos decir que es un procedimiento muy adecuado para resolver este tipo de dolencias.

    En caso de que la persona sea zurda, la localización del tipo de cancer es al revés.
    www.descodificandonuestrabiologia.com

    ResponderEliminar